Entradas populares

Saturday, July 23, 2011

Sobre el aborto como un problema social de aceptación de género

Sobre el aborto como un problema social de aceptación de género

Ricardo Coutinho


Muchas veces he rehuido a tocar este tema ya que es imposible tratarlo sin llegar a polémicas, y más como soy bastante ácido y duro cuando trato cualquier tema. Pero a tratarse éste como una realidad social ineludible muchas veces estoy tentado a reflexionar sobre el mismo. Y es ciertamente tan polémico el tema ya que a penas manifiesto que no estoy de acuerdo con ello merece interrumpir abruptamente mi exposición de motivos para decirme que soy un retrógrado católico dogmático, cuando aquel que sabe quien soy sabe muy bien que desde la óptica de cualquier cristiano regular voy después de la muerte a ir a parar a las pailas aderezadas con azufre del mismísimo satanás.



Comulgo con la gente que apoya la legalización del aborto: en que el mismo es un hecho más que comprobado, que existe a pesar de su condición de ilegal, y que hay que sincerar el tema por que ocultándolo o callarnos no significa que no exista. También es cierto que toda mujer sexualmente activa es susceptible a estar embarazada y es también susceptible a interrumpir su embarazo sin importar su condición social y de instrucción. Es muy cierto que una mujer sujeta al aborto debe ser tratada médicamente en forma oportuna y bajo un trato humano por que es un paciente, ayudarla en lo posible psicológicamente para que tenga las herramientas suficientes para tener una sexualidad responsable y decidir conscientemente cuando embarazarse o no, pero sin sermones moralizadores.


Estoy absolutamente de acuerdo que la mujer decida sobre tener o no hijos, se que hasta la mujer más conservadora ve el aborto como una opción pero juzgo que la misma siempre debería verse como la última y casi nunca practicada manera para evitar llenarse de hijos.


Es notorio que los métodos anticonceptivos son caros y no cien por ciento efectivos pero existen y la política del Estado debería llevar a la mejor campaña de responsabilidad sexual de tanto hombres como mujeres por que para fecundar es necesario ambos, y el machismo rancio como el feminismo trasnochado son problemas graves de integración familiar.


La legalización del aborto como un derecho humano inalienable de la mujer como lo abanderaba la directora del Instituto de la Mujer, pondría al mismo como un valor que el Estado debe fomentar, ya que es él quien garantiza mediante la difusión y el resguardo de los derechos de sus ciudadanos su vigencia, crearíamos una sociedad que el valor del derecho al aborto priva a la sexualidad responsable (tomar las medidas conscientes sobre tu práctica sexual con las consecuencias de ello). Creo que la responsabilidad y disfrute de la sexualidad son de partes equitativas de los dos y tomar las decisiones de manera individual es sin duda coartar los derechos del otro y incentivar la irresponsabilidad de los que pase en la pareja por parte del otro, además de crear un modelo de seguir de sociedad. Y por tanto el poder del Estado debería concentrarse siempre en brindar conciencia sobre el tema de la sexualidad, fomentar el valor de la familia en igualdad de género y brindar el apoyo médico, anticonceptivo y psicológico a quien lo requiera.


Inimaginablemente la mayoría de los casos que conocí de dicha práctica han sido en matrimonios y en parejas difuncionales, y ha sido siempre reinterativo. El aborto interesa mas solapadamente al hombre irresponsable que busca placer achacándole la responsabilidad sexual a la mujer y tratar a un embarazo como alguna enfermedad infecto-contagiosa que fue producida por su pareja. Y a muy pesar de lo que piensan las muy trasnochadas y desvirtualizadoras del feminismo venezolano a su interés de “vencer” al sexo opuesto, una actitud no solo sexista como el rancio machismo pero peor en el sentido que condiciona a la capacidad de parir con una condición de desventaja, aquellas que dicen que pensamos que las mujeres son sólo unas “incubadoras de niños” les digo que tienen una grave baja autoestima de género, ya que esa etiqueta es tan estúpida como decir que los hombres somos sólo “unos órganos penetradores”.

Gracias a Dios ningún hombre pensaría eso por que generar hijos al menos conlleva la sustentabilidad de la especie mientras que ser sólo unos “penetradores” es una insignificante contribución a la misma. Si una mujer piensa que es sólo una incubadora es por que se ha planteado serlo y de manera exclusiva, tanto hombres y mujeres tienen el poder de transformarse en creadores de su mundo, si te casas con un cromagnon y te sientas en tu casa a esperar que llegue, abrirles las piernas y llenarte de hijos es por que así tu solo y tu lo decidiste, sin importar ni grado de instrucción, clase social ni política que te haya condicionado supuestamente para ello. Y de allí que me causa mucha intranquilidad que grupos de mujeres homosexuales apoyen el aborto, que lejos de una solidaridad de género es una actitud misógena de las mismas por que, por lo que he visto, existe una especie de transsexualidad no manifiesta físicamente ya que para ellas lastimosamente el pene lo lleva el sexo contrario y no ellas, llevando una rabia irracional la casi negación de lo masculino en los hombres y apropiándose actitudes masculinizantes.


Muchas veces en una trillada manera de revanchismo sexual ha visto el embarazo como una victoria del hombre, que de alguna manera cierto antes de la aparición de la píldora anticonceptiva, pero totalmente rídicula e inaceptable en la mente de un actor social, por que equivale por ejemplo a golpear brutalmente a un español por que los españoles en la época colonial sometieron en nuestros países a un sistema vergonzoso de sociedad racista estamental, habiendo ocurrido y finalizado hace doscientos años ese yugo.

Existen actualmente muchas formas para que una pareja pueda tener los hijos que quiera y sin prejuicio del trabajo que tenga la mujer (guarderías por ejemplo), si la mujer está en desventaja en la crianza de los hijos es por que escogió mal al padre o no tiene la suficiente creatividad para ser libre. Cada vez hay más hombres que faltan un día de su trabajo para llevar a su hijo al médico y cada día más mujeres instruidas, la diferencia la hacen los dos; hombre y mujer.


Y por último achacarle a los hombres el machismo es ver a la sociedad como una media luna, una sociedad es redonda como una luna nueva y tanto hombre como mujeres fomentan el machismo por igual en una sociedad machista. Estoy cansado de ver a mujeres que cuando conocen a una futura nuera tienen una profunda desconfianza, tanto que para ellas esa futura nuera es promiscua hasta que se demuestre lo contrario, y esa rarísimamente está racionalmente fundamentada, y en muchos casos la sospecha de la suegra nunca se disipa, creen que además de promiscuas son también brutas e incompetentes como en el plano del hogar como hasta incluso en el sexual. ¿Es acaso que para ser suegra nunca pasaron por ser nuera?


Y un ejemplo de falta de solidaridad de género de las mujeres: conozco a una mujer ocumareña que se juntó con un caraqueño, no se quiere casar por que su mamá las crió sola (tiene varias hermanas) y no necesita hombre que la represente, tuvo una niña y se rehusó mudarse fuera de casa de la madre por que quería seguir viviendo con la misma, el hombre como quiere vivir con su mujer e hija decide hace una pieza muy equipada en la casa de la suegra y a pesar de estar algo distante de su trabajo y de vivir en un barrio lo toma de buen agrado. La suegra de esa felizmente madre vive en Caracas y es una total neófita para tomar carro y por tanto muy pocas veces ha visitado a su única nieta, la madre de la criatura niega ir a Caracas por que para ir con una niña tan pequeña necesitaría ir en taxi (la muy estúpida se cree millonaria viviendo en un barrio pobre, miles de ocumareños llevan a consulta a sus neonatos a Caracas en autobús o en tren sin ningún problema). Pues a pesar de tener la opción injustificada del taxi nunca ha ido a la casa de la suegra en Caracas, pero si ha ido a una rumba en la madrugada en un taxi ida y vuelta con la niña. ¿Quién es el enemigo número uno del género femenino? Pues adivinen...

Escuché de una loca que vociferaba muy orgullosamente con tono despectivo en el metro que el marido es quien debe atender a su hijo, un amigo de ella le dijo que no sea tan mala que el hombre es muy buen padre y que era bueno que si ella no lo quiere que lo dejara hacer una nueva vida, ella replicó que ella no lo va dejar tranquilo hasta que le monte una casa para ella y su familia (madre, padre, hermana con su marido y hermano) y sacarle todo el jugo posible. Pues según fuente conocida ellos están en situación de riesgo y por tanto la empresa donde trabaja el hombre le piensan dar una ayuda para comprar apartamento modesto y pequeño como son todos los apartamentos de hoy en día, la señora ha puesto trabas, no ha dado ningún papel al marido por que ella exige que él compre una casa grande para todos los miembros de su familia extendida. ¿Quién es la víctima?


No comments: